7ºC - Soleado
Sábado, 25 de Septiembre de 2021

Muere casi el 60% de los pacientes con coronavirus que ingresan en terapia intensiva

Nacionales05/07/2021 20:17 hs.



Un estudio argentino reveló que muere casi el 60% de los pacientes con coronavirus que ingresan en terapia intensiva. Para llevar a cabo la investigación, los intensivistas realizaron un relevamiento en 63 unidades de cuidados críticos del país.El estudio denominado “Características clínicas y resultados de los pacientes con COVID-19 con ventilación invasiva en Argentina (SATICOVID)” estuvo liderado por la Dr. Elisa Estenssoro, del Servicio de Terapia Intensiva del Hospital Interzonal de Agudos “General San Martín”, y fue publicado en la revista The Lancet Respiratory Medicine.

Para llegar a dichos números, los especialistas analizaron el desarrollo de la infección en 1909 pacientes con COVID-19 positivo confirmado por PCR. “Todos fueron seguidos hasta la muerte en el hospital o el alta hospitalaria, lo que ocurriera primero”, explicaron los médicos. El 57% de los afectados finalmente falleció. Las cifras son similares a las registradas en otras partes del mundo.En la investigación, los intensivistas detallaron que la mortalidad estuvo relacionada con “la edad, las comorbilidades, la disfunción renal y cardiovascular aguda y la oxigenación comprometida”.

Terapia intensiva: cuáles son las causas de muerte


“Las causas de muerte se seleccionaron de una lista de nueve posibilidades”, indicaron al respecto, al tiempo que precisaron que al momento del fallecimiento “se podría considerar a más de una causa de muerte”.

En ese sentido, remarcaron que en los 1909 pacientes que fueron analizados, entre el 20 de marzo de 2020 y el 31 de octubre de 2020, la edad promedio se situó en los 62 años (entre 52 y 70), había un 67,8% de hombres y el 91,7% tenían comorbilidades, siendo que la hipertensión arterial se ubicó en el primer lugar, con el 46,9%; seguida por la obesidad (con el 44,4%) y la diabetes (con el 29,0%).Según resaltaron, “el aumento de la edad fue un predictor independiente de mortalidad” y pese a que los “factores de riesgo fueron similares a los identificados en otros estudios”, en el estudio argentino se evidenció la presencia de, al menos, una comorbilidad en el 92% de los pacientes, la cual denominaron como “la más alta registrada”.